La Bastide de Cassiopée cuenta con 5 habitaciones de huéspedes, cada una con su propia personalidad.

Todas disponen de baño y wc.

Cada habitación posee una decoración única y en armonía con el espíritu luminoso del Luberon.

El mobiliario contemporáneo (en dos de ellas) se combina con las vigas vistas, los pavimentos antiguos y las baldosas de Salernes de los cuartos de baño.