Adosada a un puñado de casas que componen un auténtico y tradicional caserío de la Provenza, en un emplazamiento excepcional, rodeado de viñas y de cerezos, la “Bastide de Cassiopée”, antiguo vivero de gusanos de seda del siglo XVIII, fue cuidadosamente restaurada a finales de los 90, y posteriormente rehabilitada en 2006 por su actual propietario.

Jean Pierre Dupré se complace recibiéndole.

 

logo2-3